¿Quién fue el ganador de los debates?

El pasado lunes 22 y martes 23 de éste mes tuvieron lugar el primer y último debate de la campaña electoral. Hoy veremos quién o quiénes fueron el ganador o los ganadores. 

Una de las pequeñas reflexiones que comencé haciendo en twitter tras el primer debate fue la siguiente: Los debates electorales siempre han estado plagados de mentiras, o en su expresión más positiva, verdades a medias. Lo cierto es que sea cual sea el concepto utilizado, hoy por hoy encontramos una barrera enorme en este intento de mentira: internet. 

Uno de los candidatos que peor parado ha quedado en estos debates ha sido el del Partido Popular, Pablo Casado. Tanto en el primer debate como en el último debate su táctica fue clara, tumbar todos los argumentos de Pedro Sánchez (Partido Socialista Obrero Español). 

Y es que quizás hubiese sido demasiado pedirle al lider del Partido Popular que aportase alguna medida o reforma política y dejase de mentir. 

Como dijo Pedro Sánchez en varias ocasiones, a Pablo Casado habría que haberle puesto un detector de verdades, pues fueron pocas las que de su boca salieron. 

Algunas de estas mentiras, como aseguró eldiario.es, a la par que salían por su boca, fueron la reducción de la brecha salarial un 4,5%, la destrucción diaria de 6.800 empleos el día que Pedro Sánchez convocó elecciones o la creación de 6.500.000 de empleos del Partido Popular. 

Además de estas mentiras tan directas pudimos observar varias tretas del candidato, como gráficas sin eje vertical y totalmente descontextualizadas, o una gráfica sobre la subida de impuestos que contenía mentiras sobre las propuestas y medidas de Pedro Sánchez. 

Uno de los gráficos mostrado por Pablo Casado en los debates electorales.
Uno de los gráficos mostrado por Pablo Casado en los debates electorales.

El primer debate de Pedro Sánchez fue francamente bueno, no por el contenido sino por la táctica. En mi humilde opinión Sánchez fue a asegurar electorado, y no conformándose con esto último, se arriesgó a salir a cazar al electorado indeciso de Unidas Podemos, haciendo continuas alusiones y agradecimiento a la formación de Iglesias. 

El primer debate del candidato del PSOE fue correcto, aunque quizás abusase del "detector de verdades". Su debate consistió en una retahíla de las medidas y reformas que había llevado a cabo el gobierno del PSOE estos últimos meses. Algunas ciertas y otras no tan ciertas, como la conversión de 240.000 contratos precarios en indefinidos. Fácilmente comprobable si tiramos de las cifras que aporta la página web del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. 

Además, Pedro Sánchez, consciente de la era en que vivimos, supo lanzar lemas al aire y frases que darían la vuelta a todas las redes sociales incluso el mismo día del debate. Así, se posicionó respecto a la Gestación Subrogada y también frente al consentimiento explícito que tanto revuelo armó tras las declaraciones de la candidata del Parti