La pasividad ciudadana respecto a la política

El pasado 2 de diciembre tuvieron lugar las elecciones autonómicas de Andalucía, dejando unos resultado un tanto terroríficos pero que algunes ya nos esperábamos.

  Tras las elecciones andaluzas tuve la oportunidad de observar cuáles eran las dos principales causas del auge del fascismo en España. En primer lugar puse en consideración la pasividad política que asola a la población española, y en segundo lugar, lo beneficiada que salía la clase política de ello. No hace falta rondar mucho por el itinerario de los colegios e institutos españoles para observar lo horriblemente estructurado que está. Nuestro nivel de inglés es de los peores dentro de la Unión Europea, a pesar de estudiarlo desde los primeros años de infantil. En bachillerato nos tenemos que enfrentar a asignaturas como "Historia de España" en un único año. Habiendo estudiado durante absolutamente todos los cursos escolares "Historia Contemporánea". Aquelles osades que nos atrevíamos a escoger la rama de humanidades tendríamos que lidiar con el estudio de una lengua como el "Latín" únicamente en el periodo de dos años. Podríamos enumerar cientos de razones por las cuáles la educación española no está posicionada entre las mejores del mundo. Sin embargo nos quedaremos aquí y continuaremos con el pequeño análisis del porqué de la cuestión inicial.

Elecciones andaluzas

El pasado 2 de diciembre tuvieron lugar las elecciones andaluzas. Los resultados únicamente confirmaron aquello que muches habíamos puesto sobre la mesa meses atrás: el creciente auge del fascismo. El PP, partido corrupto por antonomasia, recibía 26 escaños. Ciudadanos, partido recámara del PP, recibía 21 escaños. Y finalmente, VOX entraba al Parlamento andaluz por primera vez con 12 escaños.
Gráfico de las elecciones andaluzas. Fuente: ultimahora.es
Gráfico de las elecciones andaluzas. | Fuente: ultimahora.es

El marketing político en el proceso electoral

El proceso electoral no es otro trámite que el del marketing político. Los partidos, mediante un representante, venden un discurso y un programa para que el ciudadano lo compre mediante el voto. Cada partido, además, elabora un discurso que va dirigido hacia un sector poblacional concreto. Por ello, el discurso de Ciudadanos es menos agresivo que el del PP y el del PP, menos agresivo que el de VOX consecutivamente. Podemos decir que en la teoría defienden una bases que pueden parecer totalmente diferentes. Sin embargo, es más que probable (probabilísimo) que en la práctica, es decir, en el Parlamento, defendiesen el mismo tipo de políticas. VOX ha utilizado dos elementos muy importantes: el auge del fascismo y la campaña de terror. A estos dos elementos debemos sumarle la campaña gratuita que han ejercicio los medios por el propio partido. Cuando hago referencia al auge del fascismo como elemento electoral utilizado por VOX, hago referencia al discurso y programa que han establecido para así captar al sector fascista de este país. No es casualidad que el renovado líder del PP, Pablo Casado, fuese el candidato con el discurso más parecido al del lider de VOX; Santiago Abascal, entre todes les candidates a la presidencia del Partido Popular. Es por esto mismo que los partidos están adaptando sus discursos al sector poblacional que les dará la victori