La historia oculta de las mujeres

Una pequeña introducción general a la historia que se nos ha ocultado durante siglos. La historia del feminismo.

Autora: Este artículo está escrito por Patri (@femtric en Twitter). Este artículo es una adaptación de un trabajo universitario suyo.

Las mujeres tienen una larga historia que prácticamente nunca se nos ha contado, ni en ámbitos educacionales ni en nuestra propia casa. Por ello, es imprescindible conocerla, sobre todo porque en esta historia se encuentra el origen del feminismo. Realmente parece que las mujeres nunca han existido hasta hace pocos siglos, pero no es así, y lo que se pretende en este artículo es arrojar un poco de luz en este camino que ha sido y sigue siendo oscuro.

Durante la siguiente historia, es necesario tener en cuenta que la mayoría de las mujeres que defendieron sus derechos eran de la clase alta, la burguesía; es decir, tan solo podían acceder a ello las mujeres burguesas, ya que tenían un buen poder adquisitivo. Esto no hay que olvidarlo, y es importante, al igual que actualmente tampoco hay que olvidar que es esa burguesía la que también oprime al colectivo de mujeres.

El comienzo de la historia

Nos vamos a situar en 1405 con Cristina de Pisán y la Ciudad de las Damas”¿Por qué esta mujer fue importante? Porque fue una mujer que, en pleno siglo XV, se cuestionó todas las ideas misóginas y propuso un mundo solo habitado por mujeres.

Un siglo más tarde, en las Guerras de Religión que todes conocemos. Cuando se mencionan en la historia, nadie habla de mujeres, de hecho, se centran en una lucha hiper violenta de hombres contra hombres. Pero las mujeres también estuvieron ahí. Por ejemplo, si nos remitimos a la intervención de la Paz de las Damas, podemos conocer que Luisa de Saboya (madre del rey Francisco I) y Margarita de Austria (tía del emperador Carlos V) estuvieron ahí para firmarlo en 1529. Aunque no se mencionen, las mujeres seguramente estuvieron en la guerra o en los cuidados -algo a lo que siempre se les ha relegado-.

Lo importante de estas guerras fueron su final, la Paz de Westfalia en 1648. La sociedad pasó a ser un contrato y no una imposición religiosa. Quien destaca aquí es Descartes, que afirmó que escribía de tal forma para que las mujeres también le entendiesen. Un hombre, afirmando que las capacidades intelectuales de las mujeres necesitaban tener otra forma de escritura para poder entenderlas. A pesar de esto, las mujeres le debemos a Descartes y Poullain de la Barre con De la igualdad de los sexos, que en una sociedad de pactos entre hombres “nos hubieran tenido en cuenta”. Es más, el cartesianismo de Descartes ilegaliza la tradición. ¿Qué es lo que hace el feminismo? Exacto.

Como dieron a las mujeres la oportunidad de levantar la voz, llegó el Preciosismo, 120 años después. Consistía en ridiculizar a las