La guerra reaccionaria contra les trans

En respuesta al artículo escrito por el Partido Comunista de Gran Bretaña (Marxista-Leninista)

Recientemente, navegando por internet, topé con un artículo escrito por el PCGB(M-L) tratando la cuestión trans desde un presunto enfoque materialista en el que básicamente se decía que lo "trans" es ideología reaccionaria burguesa. Este artículo es una respuesta a este partido y a quien escribiera ese texto. Responderé al artículo no solo como mujer transgénero, sino como marxista leninista convencida y como estudiante de una carrera de ciencias. Al artículo en cuestión se puede acceder aquí.

La falsa política identitaria

Una de las primeras acusaciones que se nos lanza a las personas trans, es la de ser identitaries, de reducir todo a la identidad y negar la influencia de la biología, la sociología y la psicología en nosotres. Los dos primeros párrafos hacen una crítica de la política identitaria con la que estoy de acuerdo. Une no puede definirse como X si claramente es Y. Es cierto que esto es lo que la Teoria Queer nos plantea, pero la Teoría Queer no es la única que aborda la cuestión trans obviamente, yo desde luego no sigo esta teoría en absoluto.

El género no es tanto una cuestión identitaria, sino una cuestión cultural, es la cultura construida en base a la división sexual del trabajo y que da lugar a dos grandes grupos: los hombres y las mujeres. En base a esto surge en la superestructura, una cultura en la que solo existen hombres y mujeres, con unas características muy concretas y que niega la existencia de cualquier tipo de discrepancia con ella misma: el machismo.

Sexo y género

Ya en el tercer párrafo del artículo se comete el primer gran error: afirmar que sexo y género son sinónimos. El sexo tiene que ver con las características físicas del individuo, que se divide en tres tipos:

  • Sexo gonadal: que se determina en función del aparato sexual que presenta la persona.
  • Sexo cromosómico: que se determina en función de los cromosomas del par 23.
  • Sexo anatómico: tiene que ver con las características físicas de cada persona.

En base a estos principios, son muches quienes piensan en determinar el género en base a estos principios, y cree estar haciendo un auténtico análisis científico de la sociedad. Sin embargo, esto no es posible ya que tiene muchísimas lagunas, lagunas que la revista Nature ya explicó en su día, y dejó claro por qué definir el género en base a estos parámetros

 

La comunidad científica y médica ve ahora el sexo como algo más complejo que "varón o hembra", y al género como un espectro en el que entran las personas trans y las no binarias.

Revista Nature

Esto nos viene a decir, que el sexo es muy complejo como para reducirlo a dos posibilidades, la presencia de genitales ambiguos, partes del cuerpo que no están tan bien definidas como cabría esperar, o la existencia de alteraciones genéticas en el ADN como las trisomías hacen que esta cuestión se complique más de lo que parecía en un principio.

El género sin embargo es algo muy diferente. El género tiene su origen la división sexual del trabajo. Desde antes de las teoría de Butler (hablamos de los años 90), se hablaba del gé