¿Es el mundo de la política misógino?

Las cifras que respaldan aquello que decían los filósofos políticos del siglo XIX

La respuesta es sí, amigues. La política, como cualquier otro campo, es misógina. Cómo no iba a ser la política misógina con referentes como el mismísimo Friedrich Nietzsche. 

La proporción de escaños ocupados por mujeres en los Parlamentos de todo el mundo es de un 23,96%. Lo que supondría que prácticamente un 80% de los hombres ocupase el resto de escaños. Si nos remitimos a la