El barrio de Villaverde contra la gran empresa de internet

Los barrios de Villaverde, Ciudad de los Ángeles, Usera y Orcasitas se movilizaron este pasado martes contra los problemas de tráfico que ocasionará la nueva central logística

El pasado martes 26 de marzo salieron a la calle les vecines de los barrios de Orscasur, Ciudad de los Ángeles, Usera y Orcasitas con motivo de la nueva central logística que se va a instalar en las inmediaciones de estos. La marcha comenzó cerca del metro de Villaverde Bajo-Cruce, y terminó en la futura ubicación de la planta, haciendo una parada intermedia para solidarizarse con un sindicalista que había sido perseguido y despedido de la fábrica Peugeot.

Fotos propias

Las reivindicaciones

Las plataformas han declarado que no quieren impedir la construcción del centro logístico. La problemática viene dada por el desvío de tráfico pesado (trailers, camiones articulados de carga...) hacia las zonas residenciales obreras debido a que no habrá acceso al centro logístico desde la M-40. Les partidaries del proyecto han acusado a las plataformas vecinales de "querer sabotear el proyecto", lo cual es totalmente falso ya que el objetivo de la movilización es la construcción de dicho acceso, algo en lo que las organizaciones han insistido y manifestado de forma clara en los carteles de la manifestación.

Cartel de agitación de la manifestación (FUENTE: twitter de la asociación del Barrio de Moscardó, Usera)

La marcha

La marcha transcurrió sin incidentes graves y no hubo problemas con la Policía, aunque se produjo algo de tensión cuando dos camiones de transporte se cruzaron con ella. Así mismo, durante el recorrido se trató de informar y concienciar a les vecines de los objetivos de la movilización, las consecuencias del desvío del tráfico pesado a las zonas residenciales y la necesidad de construir un acceso a la M-40 para el centro logístico.

Pancarta de propaganda en Villaverde (Fotos propias)

Los problemas del tráfico

Los barrios tienen derecho a la salud. El desvío del tráfico pesado hacia las zonas residenciales provocará un aumento significativo en los problemas de salud de les residentes debido a la contaminación. Recordemos que el 86,6% (181.860 toneladas de gas) de las emisiones de gases nocivos para la atmósfera vienen de los vehículos motorizados. Esta contaminación provoca problemas cardíacos, arteriosclerosis, aumento de crisis asmáticas y alérgicas y a todo eso hay que añadir la especial vulnerabilidad de les niñes ya que sus cuerpos aún están en desarrollo, y que la relación entre el aire respirado y la masa corporal es mayor en su caso.

El problema no solo viene por los gases, sino también por el nivel de ruido de los camiones. De acuerdo con la revista madridsalud, el alto nivel de ruido provoca alteraciones psicológicas, alteraciones auditivas, trastornos del sueño, y problemas vasculares.

Les vecines de estos barrios tienen derecho a la salud, por lo que si se quiere abrir un centro logístico en la localización actual, se debe hacer respetando los barrios y sin que esto afecte la calidad de vida de la clase obrera. Es inadmisible que los llamados "gobiernos del cambio" que se jactan de gobernar "para la gente" se nieguen a construir ese acceso por autopista, negando así el derecho a una vida digna de les habitantes del barrio.