Asumiendo la masculinidad: cuestionando los roles de género

"Un rol social es el conjunto organizado e inconsciente de expectativas de comportamiento alrededor de una función o posición social (Goffman)"

Muy probablemente, por no decir casi seguro, una de las preguntas que más se plantea a las personas transgénero es la clásica "¿y qué significa ser hombre/mujer?". Una pregunta, sin duda, muy difícil de responder, ya que no existe una respuesta clara, e incluso cuando se le plantea a una persona cisgénero tienen dificultades para responderla. Por lo general, se tiende a recurrir a los roles de género para poder responder, aunque quizá deberíamos cuestionar cuan correcto puede llegar a ser esto. 

La microsociología del poder

Los roles de género, los estereotipos, son un factor altamente estudiado por los estudios de género, pero no solo por estos. Existen también otras ciencias sociales y ramas que se dedican a esto, como sería la microsociología del poder. La microsociología es una rama de la sociología que se encarga del estudio de categorías sociales mínimas como son las pequeñas sociedades y colectividades, la familia, etc. Busca diseccionar la realidad y ser crítica con esta, para poder separar y entender cuales son los distintos componentes de las varias prácticas sociales y culturales. En el caso de la microsociología del poder, se encarga de desenmascarar de las estructuras formales e informales de poder. 

La estructura formal de poder es aquella explícita, que está escrita y que responde a una jerarquía, como sería el caso de las relaciones de poder en una empresa laboral, o la relación alumne-profesore. Por otro lado, cuando referimos a las estructuras informales, hablamos de hechos implícitos de poder, que no están marcados ni escritos; la forma de actuar es un indicador de este poder informal, según el sociólogo Goffman. Nuestra forma de actuar conforma nuestra identidad, y esta se ve marcada por la forma en que miramos el mundo, y la forma en que el mundo nos ve. 

Los roles sociales

Por tanto, nuestra identidad es una especie de actuación, en la cual desempeñamos un rol social, un papel definido socialmente, que se ve determinado en función de las personas que nos rodean, y en especial, a partir de las relaciones que establecemos. Los roles están determinados por aquello que se espera de nosotres. Según la teoría de los roles, desarrollada por las escuelas sociológicas de la etnometodología (encargada del estudio de los roles y su normatividad en el día a día) y del interaccionismo simbólico (que habla de la interacción entre roles como una interacción entre símbolos e identificadores que conforman el rol y le dan sentido a la realidad), y de forma más técnica, un rol social es el conjunto organizado e inconsciente de expectativas de comportamiento alrededor de una fu