65 entidades apoyan a la familia de la joven que murió atada a una cama en un hospital

La posibilidad de que se archive el caso de Andreas, fallecida tras 75 horas atada a una cama en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), ha despertado una ola de solidaridad entre colectivos y asociaciones pertenecientes al campo de la salud mental y de los movimientos sociales.

Esta solidaridad se ha concretado en numerosas muestras de apoyo a la familia en redes sociales, así como en la adhesión al “Manifiesto de repudio por la muerte de Andreas”. En este texto se recogen una serie de declaraciones en las que se reivindica que se haga justicia y que se asuman responsabilidades.

Los colectivos firmantes señalan que se derivó a Andreas a la unidad de psiquiatría debido a una mirada “extremadamente reduccionista” de la salud mental. La madre de Andreas estaba diagnosticada de esquizofrenia, por lo que se procedió a un ingreso psiquiátrico al considerar que la hija también tendría algún problema de salud mental. Según el manifiesto “deberían habérsele realizado pruebas para comprobar si los síntomas se debían a una patología orgánica” antes de realizar un ingreso psiquiátrico. Fue una meningitis la que acabó con su vida al no ser tratada adecuadamente y la que podía haber estado provocando los síntomas que Andreas mostraba (escuchaba ruidos).

Además, expresan un contundente rechazo a la práctica de la contención mecánica (atar a una persona a la cama sujeta por los pies, muñecas y cintura). “Con problemas de salud mental o sin ellos”, señalan en el punto 4, “Andreas no debería haber sido atada a la cama porque nadie merece ser contenido mecánicamente”. Este rechazo se suma al que ya venían expresando diversos colectivos de activismo en salud mental en una campaña llamada #0contenciones.

No es la única muestra de solidaridad. Puesto que el informe forense señala que no hubo negligencia, en un tiempo récord 50 profesionales sanitarios han elaborado un informe alternativo que desmonta esta versión. La familia espera que sirva para que la jueza no archive el caso. Además, asociaciones como Activament, Federación Andaluza “En Primera Persona” y Hierbabuena han redactado un informe en el que se pone en contexto este caso con el marco legal establecido en 2006 por la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Diferentes asociaciones y colectivos están también adhiriéndose a este informe.

Contacto y más información: justiciaparaandreas@gmail.com